Los Dioses Deben Estar Locos 2

“ Xixo (N'Xau) ha vuelto de nuevo. Esta vez, el intrépido nativo de la tribu de los Bushman tiene que rescatar a sus hijos de unos furtivos cazadores. En la primera entrega, Xi emprendió un viaje hasta el confín del mundo para devolver a los dioses una botella de coca cola. Aislado de la civilización con unas costumbres ancestrales, Xixo encontró esta botella en su poblado y pensaba que se trataba de un símbolo caído desde los cielos. Fue la primera vez que entraba en contacto con el hombre blanco, asombrado con todos los artilugios que poseía como si de un regalo de los dioses se tratara.